Búsqueda por Regiones
Haga click sobre la región a la que pertenece
Ud. está en:  Inicio  » Reportajes 

El padrón del bicentenario

El padrón del bicentenario

Para estas elecciones, se incorporaron 221.224 nuevos electores, de los cuales 75% son jóvenes. Pero van a faltar cerca de dos millones de chilenos menores de 30 años que no estuvieron ni ahí en elegir a las nuevas autoridades.

Autor: Verónica Muñoz e Inbal Landau
Fuente: La Nación Domingo

Todo a última hora. Mal chileno. El 13 de septiembre, al filo de las 19 horas, muchas personas se acordaron que vencía el plazo para inscribirse en los registros electorales. El trámite, normalmente tranquilo y rápido, se alargó más de la cuenta en algunas juntas debido a medianas aglomeraciones. No significa que las salas hirvieran como los puntos de venta de las galerías para ver a la tropa futbolera de Bielsa o que hubiera colas como en el recital de Madonna. El deber cívico aún no se siente con ese fervor en las nuevas generaciones. Falta mucho. Sin embargo, de las 211.224 personas que votarán por primera vez en los comicios del 13 de diciembre, el 75% corresponde a jóvenes que decidieron participar en el acto más relevante del sistema democrático, contraviniendo la tendencia que muestra un padrón cada vez más envejecido.

Inscripción voluntaria. Voto automático. Mucho se habló de estos conceptos en los últimos meses. No cambió nada. Eso explica que se mantenga la marginación voluntaria de más de dos millones de chilenos entre 18 y 30 años.

El universo electoral para estos comicios quedó en 8.285.186 personas. Las mujeres mandan en Chile: 47,4% de los votantes son hombres. En relación al plebiscito del 5 de octubre de 1988, sólo se han sumado 850 mil personas.

En los comicios municipales del año pasado, el padrón estuvo compuesto por 8.110.265 personas, mientras que en la presidencial 2005 votaron 8.220.897 chilenos. La Región Metropolitana sigue concentrando la mayor cantidad de electores, con un 37,45%, seguida de la Región del Biobío con 13,02%, y Valparaíso con 11,21%.

Este año, el gobierno, a través del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), ejecutó una campaña para motivar la inscripción de los jóvenes en los registros electorales. También los comandos de los diversos candidatos desarrollaron estrategias, con más o menos éxito, para intentar atraer el interés juvenil. Transversalmente existe interés por romper con este problema del padrón electoral chileno, que, de continuar por la misma senda, podría provocar una crisis de representatividad. De hecho, en estos comicios, el 9,2% de los electores se ubica en el rango de edad que va entre los 18 y 30 años, algo similar al 9,7% de jóvenes que votaron en las presidenciales de 2005. En cambio, hace más de 20 años, en el plebiscito de 1988, este segmento constituyó el 36% del universo electoral.

“Aunque en términos reales la ausencia de menores de 30 años fluctúa en torno a dos millones de personas, con esta campaña logramos que se inscribieran 166 mil jóvenes, revirtiendo la tendencia a la baja total que se venía registrando”, señala el director del Injuv, Juan Eduardo Faúndez.

Sin embargo, recalca que la solución definitiva a este problema va por la vía de la inscripción automática y el voto voluntario. “Como gobierno, con la Presidenta Bachelet logramos que se aprobara esta reforma constitucional a principios de año. Esperamos que en la próxima legislatura se pueda definir a la brevedad la ley orgánica que permitirá implementar los cambios aprobados en la reforma”, afirma Faúndez. Se espera que el nuevo sistema, que incorporaría a alrededor de tres millones de chilenos al padrón electoral, esté en vigencia para los comicios municipales de 2012.

En todo caso, la misma semana en que se cumplía el plazo para inscribirse en los registros electorales y así participar en las elecciones presidenciales y parlamentarias de diciembre, hubo un intento de la Alianza por lograr que el gobierno accediera a ampliar en un mes el período para hacer efectivo este trámite. Los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, Jovino Novoa y Rodrigo Álvarez, ambos UDI, concurrieron hasta la oficina del ministro secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo, con un proyecto de ley “de suma urgencia” bajo el brazo.

Por ley, las juntas inscriptoras deben cerrarse 90 días antes de la elección y el Servel anticipaba dificultades técnicas para implementar una medida de este tipo. Al mismo tiempo, la Concertación condicionó la extensión en el período de inscripción a que paralelamente se legislara sobre la inscripción automática y el voto de los chilenos en el exterior. “Señor Piñera, permita usted que sus parlamentarios voten a favor de que todos los chilenos puedan votar, no lo acomode sólo a su necesidad electoral de este fin de semana”, dijo el timonel PS, Camilo Escalona, en esa oportunidad, mientras, desde el comando freísta, el jefe territorial, el senador Jorge Pizarro, calificaba la propuesta de la Alianza como “una oferta” de Piñera.

Finalmente, el gobierno decidió no cambiar el cronograma electoral. No había certeza de que se inscribiría mucha más gente y no convenía alterar las reglas del juego con una campaña ya en marcha. La vocera Carolina Tohá dejó claro que el gobierno se jugó por ampliar el padrón electoral a través de iniciativas como la inscripción automática. “Si esos proyectos no son ley hoy día, es porque los mismos sectores que hoy quieren cambiar los plazos no los votaron en su momento”, enfatizó. //LND

Videos Destacados
Eduardo Frei reconoce y felicita triunfo de Sebastián PiñeraFlanqueado por su familia, además de los ex Presidentes Ricardo Lagos y Patricio...
Gráficos Destacados
Participa en las Elecciones
FACEBOOK
LOGO TWITTER
Recibe las noticias
LOGO RSS
Estudio sobre inscripción obligatoria y votación voluntaria
Informe del Servicio Electoral con fechas y plazos para los procedimientos electorales.
El Congreso Nacional conforma el Poder Legislativo en Chile y está compuesto por una Cámara de Diputados y un Senado.
Sitios de interés relacionados con elecciones 2009
pivote